Información general de la Mina

La extracción del mineral de hierro en nuestra mina comenzó en la época prerromana, aproximadamente en el siglo VI a.c.

Probablemente tuvo una explotación en la segunda Edad del Hierro, a mano de alguna de los pueblos celtíberos ubicados en el Sistema Ibérico. La extraordinaria abundancia de restos de castros íberos de este periodo en un corto radio kilométrico lo confirman, aunque los datos sobre explotación en esta época son escasos. Su minería fue conocida y alabada por autores griegos y romanos. Estos pueblos desarrollaron una importante metalurgia y orfebrería. El hierro extraído de la mina se utilizaba sobre todo para herramientas y armas, como las famosas falcatas.

Descubre la historia de la Mina Romana en su museo de interpretación

Dentro del complejo minero de Cueva del Hierro, existen rasgos morfológicos en el diseño y técnicas de trabajo de la minería romana en trabajos subterráneos. En algunos puntos, las soluciones adoptadas guardan una similitud sorprendente con la minería de piedra especular de la Alcarria y Mancha de Cuenca, datada en el Alto Imperio (ss. I y II d.c.).
El hierro extraído de la mina se utilizaba para la fabricación de armas y herramientas empleadas en otras minas.

En la Edad Media El fuero creado por el Rey Alfonso VIII de Castilla concedía a la ciudad de Cuenca la gestión sobre todas las explotaciones mineras, citando expresamente las de hierro y plata. “En primer lugar, doy y concedo a todos los habitantes de la ciudad de Cuenca y a sus sucesores, Cuenca en todo su término; es decir con sus montes, fuentes, pastos, ríos, salinas y minas de plata, hierro o cualquier otro metal..”

Dentro de la cueva, podrás ver marcas de picos de los mineros

Marcas de pico en una de las galerías

Ya en la Edad Moderna, se conservan documentos de cesión para la explotación del mineral en Cueva del Hierro de los siglos XVI y XVII, momento en que la actividad en la mina debió ser intensa.  El siglo XVIII marca una periodo de apogeo de las herrerías de la Sierra de Cuenca, muy activas y repartidas por todos los pueblos de la comarca.

La vagoneta de la Mina Romana de Cueva del hierro

La mina cerró su explotación en los años 60, pero lleva ya casi 20 años abierta al público a través de una iniciativa turística de la empresa La Covonda, que disfruta de una concesión del Ayuntamiento.  De esta manera nuestros visitantes pueden disfrutar de la historia milenaria de la que es sin duda una cavidad única.

La Mina Romana de Cueva del Hierro dispone de visitas guiadas para conocer su historia

 

El mineral más abundante en la Mina es la Siderita

El mineral de hierro más abundante en la Mina y el que siempre se ha explotado es la Siderita, de color marrón oscuro, casi negro. También podemos ver el color amarillo debido a la mezcla de óxidos de hierro, conocidos como Limonita. Incluso podrás ver otro mineral de hierro, de color rojo, que se conoce como Oligisto.

En el interior de la mina es posible también contemplar varios espeleotemas, en concreto 3 preciosas coladas con miles de años de antigüedad.  Una de ellas, de impresionante color negro es única por sus componentes, pero si quieres saber más tendrás que visitar el interior.